Libro / Poesía / BIPOLAR // Aurora Río // Olaia Pazos

Publicado el marzo 10, 2012

BIPOLAR

Poemario publicado por Ed. Amargord, dentro de la colección Candela.

Prólogo: Carlos Salem
Epílogo: Lino Braxe
Ilustración portada: Isabel Albertos Johnston
Diseño portada: Daniel Orviz

Gracias a todxs.

Se puede adquirir aquí:
Libro. Poesía. BIPOLAR. Aurora Río – Olaia Pazos.

Y también aquí:
La Independiente [libros]. Espíritu Santo 27. Madrid
http://laindependientelibros.blogspot.com/

Próximamente, lo presentaremos en sus librerías favoritas. O no.

Algunos Textos:

viento 6
Cariño, aunque me veas pasar sangrando no te preocupes, a no ser que grite.
Tú sobretodo no te preocupes.
Es que soy así.
Menguante.

_  _

Quiero ponerme en el asunto de tratar ciertas cuestiones
pertinentes
-supongo que escrituras varias. Como por ejemplo de sobre la sensibilidad del poeta y mi corazón partío. Por ejemplo-
Pero no puedo porque tengo necesidad de hoy
de contarme hoy la plaza del mercado.
Que a cómo tengo
el xurel, las vergüenzas, la bertorella, el daño
-propio y extraño-
a cuánto el kilo de mi rabia
a cuánto los naranjos.. .
Todo eso.
… y Haití en estado de sitio
Grecia en pie de queja
la ría de Ferrol agonizando..
qué me cuento hoy.
Qué soy capaz de contarme.
Euskal Herria es ilegal aboguemos por el País Vasco,
el ollomol y el rodaballo a cuánto.
Hagamos políticas linguísticas
y de Galicia una plural grande y libre y vivaespaña.
El pueblo Saharaui es proscrito por derecho divino
y las mujeres
–bastardas, por su culpa, por su gran culpa..-
también.
Culpables por la gracia de Dios.
Deberíamos darle las gracias a María Magdalena
lo sacro y lo carnal santificado
Divina Iglesia. Santifíquenos señor cura
pero empiece a usar vaselina, que ya duele,
entiéndame usted, son muchos años de fricción,
Ay! Lorenzo,
lo mucho que me gustas y el poco caso que me haces,
a cuánto el choquito, a cuánto el sargo, a cuánto.
Qué me cuento hoy, qué me cuento y a cuánto.
Te atreves a asumir tu tamaño?
Qué me cuento hoy y a cuánto.
_  _ 
Una mujer empuja su carrito. Otra mujer arrastra su niñito. En la esquina muerde el hambre. Un niño con el corazón en silencio en la boca. Dos cantan eso de vida para vivirla -junto a ti-. Quién es esa niña que se pinta los labios de rojo? Un padre enseña a su hija a caminar. Otro enseña al suyo a pedalear. En la plaza juegan la sed, la pelea y sus madres. Siempre he tenido la impresión de que este tipo de estampas son a lo que aspiramos sin meditarlo, el señor inercia es muy vago. Es la misma inercia que me lleva a pensar que en los árboles hay manos, y que los lagos son lugares a los que van los patos y que cuando baja mucho la temperatura, se los llevan volando, y que los tomates verdes y fritos son muy ricos rebozados. Los niños tienen sueños gigantes, los miro y pienso. Somos invencibles. Y luego está el olor a café. ..
_  _
El agua clara
es el espacio infinito de los pronunciamientos
Silencios para frotar la herida
…porque me derramo en cada lengua veneno que escupo
y todo es como lava.
_  _
(…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: